La mente también envejece y así como al cuerpo hay que cuidarla.

Muchos expertos aseguran que el estrés y el ritmo en el que vivimos en esta época, son factores que podrían propiciar el envejecimiento prematuro que sufre nuestro organismo, incluyendo nuestra mente. Pero si la cuidamos, podemos prevenir o retrasar el envejecimiento.


Según la ciencia, el ser humano empieza a envejecer a los 27 años. Sí, sabemos que a esa edad todo el mundo luce joven, tiene una piel bonita y fuerza suficiente para frecuentar al gym a las 5 de la mañana. Pero, al parecer, el cerebro no es el mismo.

Según un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de Virginia, a esa edad las neuronas hasta continúan igualitas. Pero, las conexiones entre ellas, comienzan a desgastarse. Y cuando eso comienza a pasar, las habilidades mentales disminuyen drásticamente. Perdemos nuestra inteligencia espacial, nuestra capacidad de visualizar objetos mentalmente y nuestra capacidad de memoria.

El cerebro envejece del mismo modo que lo hacen todas las estructuras y sistemas de nuestro cuerpo. Sin embargo, hay personas a las que parece que el paso del tiempo les afecta más que a otras; no solo en su físico, sino también a sus capacidades. ¿Por qué ocurre esto? Es más, ¿qué podemos hacer al respecto? ¿Son algunas personas más propensas a envejecer o tenemos herramientas para retrasar los efectos del paso de años?

No se trata de vivir más por el mero hecho de vivir más. Se trata de vivir bien. En el caso de nuestro cerebro, eso se traduce en fuerza, agilidad, capacidad de razonamiento, habilidades cognitivas agudas y  buena memoria.

¡El cerebro es un músculo y como tal, tenemos que ejercitarlo!

Esto simplemente se trata es de realizar algunas actividades más “mundanas” de forma cotidiana, como leer. Leer promueve la empatía y mejora la atención. Estimulan lo que se conoce como “reserva cognitiva”, misma que nos protege de las lesiones, el deterioro y el envejecimiento. Leer hace que el cerebro crezca y desarrolle más neuronas y sinapsis, lo que a su vez nos provee de una mayor reserva cognitiva.

 Ah, pero no te escapás de la actividad física. La reserva cognitiva también se ve estimulada por el ejercicio, sobre todo el aeróbico. Si querés una buena salud mental ?y también hacer que tu corazón evolucione? podés hacer un poco de spinning.

 Mantenete oxigenado. Al oxigenarlo, estamos activando y estimulando áreas muy profundas del cerebro, que tienen que ver con la atención pero también con la regulación de las emociones, un aspecto que solemos olvidar pero que es clave mantener saludable. Es recomendable respirar profundo durante 5 minutos una vez al día, en cualquier momento. Pero será mejor aún si a tus actividades aeróbicas les sumas un poco de yoga, una práctica que relaja la mente y nos enseña cómo respirar, y que incluso puede ayudar a prevenir el Alzheimer.

 Y no dejes de hacer ejercicios de razonamiento. Las matemáticas también mantienen joven a nuestro cerebro, sobre todo a la zona del hipocampo, que es la que tiene mayores implicaciones para la memoria. Te pueden ayudar a llevar tus pensamientos a otro lado, promover la concentración y ayudarte a dejar de pensar en aquello que te estrese. También puedes probar jugando ajedrez.

Nutrí tu cerebro con:

*Hierro: Niveles bajos de hierro afecta al rendimiento cognitivo. Parece que sus niveles son relevantes para rendir bien en ciertas tareas mentales, y no solo en cuanto a evitar estados anémicos. Es una muestra más de que para el cerebro la nutrición también es muy importante

*Sodio: Nuestro cuerpo los necesita para el buen funcionamiento de los nervios. Además el sodio es esencial para el pensamiento. Por eso, queremos decir que el sodio es necesario para enviar impulsos eléctricos a través de las neuronas.

*Magnesio: Su déficit tiene su impacto sobre todo cuando llegamos a cierta edad, cuando muchas de nuestras funciones cognitivas empiezan a volverse menos ágiles. El magnesio ayuda para que el cerebro pueda recuperar esos recuerdos catalogados como a corto plazo (como y dónde dejamos las llaves, apagar el horno, comprar eso tan importante…).

*Potasio: Junto al fósforo, ayuda en el transporte de oxígeno al cerebro, además interviene en la transmisión nerviosa. Un déficit de potasio puede producir debilidad muscular, nauseas, dificultad respiratoria, y trastornos del ritmo cardiaco.

*Vitaminas del grupo B: Las vitaminas del grupo?B desempeñan una función clave en asegurar que el cerebro alcance todo su potencial. Nos dan energía y nos mantienen optimistas y concentrados a diario, mientras que ayudan a promover la salud del cerebro a largo plazo a medida que envejecemos. 

Laboratorios Galeno te ofrece una nueva forma de impulsar tu bienestar: Memogalen es un complemento alimenticio energizante, estimulante físico y mental, que mantienen a tu cerebro joven, activo, fuerte y feliz con las vitaminas y minerales que él necesita,  hierro, sodio, magnesio, potasio, vitamina B1, vitamina B12.

37

Años

80

Productos en el Mercado

1.5

Millones de Tratamientos Exitosos

¿Tenés alguna pregunta?

Nos esforzamos todos los días para brindarte el mejor servicio. No dudes de ponerte en contacto con Nosotros