Los pilares de una buena salud física y mental: Actividad física, buena alimentación, descanso y gestión de las emociones.

Llamamos hábitos saludables a todas aquellas conductas que tenemos asumidas como propias en nuestra vida cotidiana y que inciden positivamente en nuestro bienestar físico, mental, emocional y social. Dichos hábitos son principalmente la alimentación, el descanso y la práctica de la actividad física correctamente planificada.


Estar sano significa tener un cuerpo y una mente equilibrados y en total armonía. Pero hoy en día vivimos a un ritmo tan acelerado que olvidamos lo importante que es la salud y valoramos muy poco aquello que nos mantiene de pie y llenos de vida.

¡30 minutos diarios… es todo lo que necesitás!

“Aquellos que piensan que no tienen tiempo para el ejercicio, tarde o temprano tendrán tiempo para la enfermedad”

Treinta minutos al día de actividad física marcan la diferencia. Caminata, natación, gimnasia aeróbica, running, pilates… tenemos un sinfín de opciones entre las que elegir. Lo que verdaderamente importa es que, una vez al día, nuestro cuerpo se mueva, queme calorías y gane fuerza y vitalidad. De esta manera, el corazón se exige y se vigoriza. Los músculos se tonifican. Las articulaciones se lubrican y se fortalecen. Los beneficios de mantener el cuerpo en movimiento son incalculables.

Procurá siempre hacer un hueco en tu agenda para ejercitarte porque de eso depende, en gran parte, tu buena salud. Además, la práctica frecuente de ejercicio levanta el ánimo y actúa como un auténtico antidepresivo natural. Un dato importante: para un mayor rendimiento, recordá beber suficiente agua.

¡Calidad, cantidad y regularidad!

La clave de una buena Nutrición está en llevar una dieta variada en calidad de alimentos, diferentes texturas y amplia gama de colores. Cuidar las proporciones: todos los alimentos son necesarios, pero en su justa dosis. La mejor guía que permite visualizar, de manera rápida, qué alimentos conviene elegir es, como no podía ser de otro modo, la pirámide nutricional (piramidealimenticia.info/oms/). Intentá que en tus comidas diarias no falte ningún elemento considerado importante. Frutas y verduras, sin duda, son fundamentales.

¡Uno de  los pilares más olvidados… Un buen descanso!

El estilo de vida moderno ha prolongado nuestro tiempo de actividad hasta incluir la noche y eventualmente la madrugada, además de acelerar progresivamente el ritmo de nuestras actividades, ante lo cual el descanso puede llegar a ser visto como un tiempo no aprovechado.  Sucede sin embargo que, de no haber un tiempo suficiente y de calidad para descansar, las capacidades cognitivas y físicas disminuyen considerablemente.  Una de las principales causas de somnolencia, fatiga, irritabilidad y mal rendimiento académico o laboral es un sueño no reparador por diversas causas, incluyendo malos hábitos.

El cuerpo requiere de por lo menos 7 u 8 horas de descanso para poder recuperarse tras las actividades cotidianas. Sino no se cumple con este ciclo de tiempo, no se produce la hormona de la juventud, quien es la encargada de reparar los tejidos. Por tanto para dormir bien, incluye no usar el móvil, ni ver televisión. Hasta tener un colchón y almohada de buena calidad vale la pena para descansar correctamente.

¡Por último, pero no menos importante… la salud emocional!

La gestión de las emociones, del estrés; ya que estamos en una sociedad donde todo va muy rápido, donde no tenemos tiempo de nada, donde tenemos que hacer mil cosas y este estilo de vida nos perjudica. Se ha comprobado que una mala gestión de las emociones puede afectar a nuestro sistema digestivo, hormonal, metabólico, y evidentemente psicológico.

La relación entre los procesos mentales y la salud corporal ha sido sugerida por la literatura de todos los tiempos desde la antigüedad, sin embargo es hasta años recientes que dicha relación ha sido estudiada y confirmada por la ciencia.  Efectivamente la “actitud” que se tiene ante la vida determina en buena medida el grado de bienestar o malestar corporal, por otro lado la presencia de síntomas físicos se vive como una afección emocional.

Así que una buena solución es encontrar un rato para uno mismo, comer sano, hacer actividad física para disfrutar del entorno, es lo ideal para nuestra salud.

Desde Laboratorios Galeno, todo nuestro trabajo está pensado para darte una mejor calidad de vida a vos y a tus seres queridos, ¡nuestro equipo trabaja para lograrlo!

Productos Relacionados



Caja conteniendo 30 cápsulas blandas.







Caja conteniendo 60 cápsulas blandas.







39

Años

80

Productos en el Mercado

1.5

Millones de Tratamientos Exitosos

¿Tenés alguna pregunta?

Nos esforzamos todos los días para brindarte el mejor servicio. No dudes de ponerte en contacto con Nosotros